La Bulimia Nerviosa.

La bulimia nerviosa es un trastorno alimentario, también llamado trastorno de la conducta alimentaria, que se caracteriza principalmente por episodios de sobreingesta en un periodo corto de tiempo, además de comportamientos compensatorios recurrentes.

Los episodios de sobreingesta, que se dan en la Bulimia nerviosa, también conocidos como “atracones”, consisten en ingerir una cantidad de alimentos en un periodo determinado de tiempo muy superior a la que la mayoría de personas ingerían.

Cabe comentar que en dicho trastorno alimentario, existe una importante falta de control sobre lo que se ingiere, lo cual conlleva a otros comportamientos, que son los compensatorios, llevados a cabo para evitar el aumento de peso. Dentro de estos comportamientos encontramos los siguientes: el vómito autoprovocado, el uso incorrecto de laxantes, diuréticos u otros medicamentos, el
ayuno o el ejercicio excesivo.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DEL TRASTORNO POR BULIMIA NERVIOSA:

Síntomas de atracones
– Falta de control sobre la ingesta, incapacidad para dejar de comer.
– Comer en secreto por la noche o querer comer solo.
– Alternar entre comer en exceso y ayuno.

Síntomas de purga
– Usar laxantes o diuréticos después de comer.
– Tomar pastillas para quitar el hambre.
– Ir al baño después de las comidas para vomitar.
– Olor a vómito: el baño o la persona pueden oler a vómito.
– Ejercicio excesivo, especialmente después de comer.

Síntomas físicos
– Callos o cicatrices en dedos como causa de provocarse los vómitos.
– Mejillas hinchadas por los frecuentes vómitos.

– Esmalte dental desgastado debido a la exposición de los dientes al ácido estomacal.
– Peso normal: hombres y mujeres con bulimia suelen tener peso normal o algo de sobrepeso. Estar por debajo del peso normal a la vez que se realizan purgas puede indicar anorexia nerviosa.
– Cambios frecuentes de peso debido a los episodios alternos de purga y atracones.

CAUSAS DE LA BULÍMIA NERVIOSA:

Preocupaciones sobre el peso y la imagen corporal. Una falta de satisfacción con el cuerpo, muchas veces provocado por los cánones actuales de belleza y la delgadez, pueden conducir a este trastorno.

Falta de autoestima. Personas que se sienten com poco valor, inútiles, poco atractivos, tienen más probabilidades de desarrollar bulimia nerviosa.

Abusos o traumas. Existen evidencias que mujeres con bulimia tienen una mayor incidencia de abuso sexual.

Cambios vitales. La bulimia puede desarrollarse debido a cambios importantes que se producen en nuestra vida, como por ejemplo: cambios físicos de la adolescencia, romper una relación, empezar la universidad, etc.

Factores genéticos. Personas que tienen o han tenido algún pariente con este trastorno tienen 4 veces más de posibilidades de desarrollarlo que una persona que no tiene ningún familiar con bulimia.

Bulímia Nerviosa. Trastornos Alimentarios.

Psicólogos en Palma de Mallorca. Trastornos Alimentarios

 

 

 

Comments are closed.