Trastorno Obsesivo Compulsivo.

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad cuyos dos componentes principales son las obsesiones y las compulsiones.

En consecuencia, la persona que padece un trastorno obsesivo compulsivo manifiesta obsesiones – ideas, pensamientos y/o imágenes repetitivas, de aparición automática a involuntaria- que generan ansiedad al ser percibidas como amenazantes.

Por todo ello, para evitar dichas obsesiones y sobretodo el malestar que estas implican, se llevan a cabo conductas de compensación llamadas compulsiones.

Es decir, comportamientos ritualizados por la misma persona, con el fin de neutralizar el efecto de dichas obsesiones y reducir la ansiedad que provoca.

Causas del trastorno obsesivo compulsivo:

A la hora de esclarecer las causas del Trastorno Obsesivo Compulsivo, es importante entender la interacción entre factores de tipo biológico y de tipo social (el entorno).

Los factores o causas  más relevantes son de diferentes ámbitos:

1) Factores genéticos: es común que los hijos de padres con TOC también desarrollen el trastorno, por lo que hay altas posibilidades de que exista una heredabilidad genética.

2) Factores neurológicos: parece que en pacientes con TOC existe un desequilibrio es el sistema de neurotransmisión de la serotonina.

3) Factores ambientales: También puede influir la educación estricta en la infancia, falta de autocontrol, muerte de un ser querido, separación o divorcio, algún trauma, etc.

Consecuencias del Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC):

Las personas que sufren un Trastorno Obsesivo-Compulsivo y  no reciben un tratamiento psicológico adecuado, presentan altas probabilidades de que los síntomas se intensifiquen  aumentando las complicaciones de su vida diaria.

En consecuencia, se generan complicaciones a nivel laboral, emocional e incluso social, al provocar un aislamiento de todo su entorno, por la misma vergüenza a que los demás adviertan su sintomatología.

Ciclo del trastorno Obsesivo Compulsivo:

Es importante que la persona entienda el mecanismo de funcionamiento de dicho trastorno psicológico.

Para ello, se debe entender que el TOC  implica un círculo vicioso de pensamiento, que funciona del siguiente modo:

1. Las obsesiones  provocan y aumentan la ansiedad.
2. La ansiedad y su malestar  generan la necesidad de llevar a cabo la compulsión, impidiendo hacer pruebas de realidad que demuestren que el temor es irracional.
3. Se evitan todas aquellas situaciones relacionadas con la obsesión para  no tener ansiedad.
4. Se mantienen las obsesiones y por consiguiente el resto de la sintomatología, al no poderse comprobar la falsedad de dichos pensamientos.

5. Volviendo otra vez a iniciar el mismo círculo vicioso – ansioso, que cronifica el problema psicológico de ansiedad.

En conclusión:

Las obsesiones hacen sentir a la persona que existe un peligro importante para su vida, lo cual genera una elevada ansiedad.

Tal hecho, le obliga a llevar a cabo una determinada conducta (la compulsión), con el fin de reducir la ansiedad y el peligro al que sienten que están expuestos.

En consecuencia, para la persona, las compulsiones actúan como un mecanismo de seguridad para relajarse a corto plazo, pero  cronifican el trastorno obsesivo a largo plazo.

Tratamiento psicológico del TOC:

A la hora de recibir tratamiento psicológico, resulta de vital importancia acudir a un psicólogo especializado en Trastornos Obsesivos.

El objetivo de la terapia es ayudar a la persona a que se enfrente y gestione adecuadamente las obsesiones, todo ello, sin necesidad de llevar a cabo ninguna compulsión para ello.

A esta técnica se la conoce como exposición con prevención de respuesta.

Trastorno Obsesivo Compulsivo. Psicólogos en Palma de Mallorca

Psicólogos en Mallorca. Trastornos de Ansiedad. Tratamiento de la Ansiedad

Comments are closed.